Día Escolar de la Paz y de la No Violencia

En este día Escolar de la Paz y de la No Violencia, el Ampa del colegio Sagrado Corazón nos queremos sumar al grito que se escucha por todo el mundo: “Queremos la PAZ”. Queremos que todas las personas convivan en PAZ.

Queremos ser personas atentas con los demás. Sentimos la paz cuando ayudamos a los que más lo necesitan, cuando hacemos que todos participen y todos se diviertan, cuando seguimos y hacemos lo que Jesús nos mostró en su persona.

Sabemos que la paz saca el lado bueno de la sociedad: implica armonía, respeto y felicidad, implica no ser egoísta y pensar en los demás. Somos nosotros los que tenemos que hacer la paz en el colegio, en nuestra casa, con nuestros compañeros, nuestros amigos y nuestra familia.

Hoy queremos denunciar tantas situaciones que están mal, los distintos tipos de violencia como las guerras, el terrorismo, el racismo, las agresiones al medio natural, situaciones de acoso escolar, la violencia de género, amenazas, conductas denigrantes, agresivas y violentas en internet y en las redes sociales contra las personas…

Queremos la paz porque sólo eso nos puede convertir en auténticos sembradores de esperanza.
La primera condición para la paz es la esperanza de lograrla, por eso debemos trabajar y caminar juntos hacia ella. Queremos la adhesión a los principios de libertad, justicia, democracia, tolerancia, solidaridad, cooperación, pluralismo, diversidad cultural y social, diálogo y entendimiento a todos los niveles de la sociedad y entre las naciones, animados por un entorno que favorezca la paz y la no violencia.

En consecuencia, recordamos, en este importante día Escolar de la Paz y de la No Violencia, a los padres y madres, maestros, estudiantes, a los políticos y a toda la ciudadanía en general, la importante responsabilidad que tienen en el compromiso de impulsar una cultura de convivencia y paz en la humanidad; y de igual manera, la responsabilidad y el papel informativo y educativo de los medios de difusión en promover esta cultura de paz, el compromiso pleno que debe ejercer la sociedad civil en su desarrollo y la responsabilidad de los gobiernos cuya función es primordial en la promoción y fortalecimiento de la cultura de la convivencia, tolerancia y de la paz. Tenemos que ser testigos de un nuevo orden social donde los valores se vivan de forma comprometida, se promueva la justicia y se apueste por el diálogo. Así fortaleceremos la paz.

Somos la semilla del futuro.

Equipo de Ampa

0

Añadir un comentario